Saltar al contenido
Catrinas mexicanas

Origen de la catrina

En la historia de la Catrina la primera vez que se tiene registro de una catrina y catrin, es en el siglo XIX.

El Dibujante José Guadalupe Posada las hizo como caricaturas. Quería hacer una crítica a los indígenas mexicanos que querían ser como los europeos de la época y renegar de sus costumbres y raíces.

Primer dibujo de Catrina
Dibujo original de José Guadalupe Posada

Al principio no se la llamaba catrina sino Calavera Garbancera, haciendo relación a los indígenas que habían dejado de vender maíz para vender garbanzos en su deseo de ser como los comerciantes europeos.

Poco a poco, estos esqueletos con traje, se fueron utilizando para representar a las clases altas y pudientes y así hacer una crítica de estas. De esta manera las catrinas se fueron convirtiendo poco a poco en una crítica a las élites sociales y políticas.

Catrina Periódico
Calavera literaria del periódico «El Socialista

Hasta mediados del siglo XX la catrina era símbolo de crítica y se llamaba calavera garbancera. Fue con “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, cuadro pintado por Diego Rivera, cuando la calavera toma el nombre de catrina y ya nunca más lo abandonaría.

Catrina Diego Ribera
 «Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central»

La Catrina, crítica social y símbolo de la muerte.

Hay que tener en cuenta tres factores

El primero es que en México siempre ha existido desde la época prehispánica la tradición de celebrar el día de los muertos.

Calavera Maya

El segundo es la Santa Muerte, una virgen católica con cara de calavera. Originaria de  la ciudad de Veracruz muchos mexicanos la adoran para conseguir salud, dinero y amor.

Virgen santa muerte
La Santa Madre

La tercera aunque no admitida y muy discutida, es la celebración por partes de los colonizadores europeos de una manera muy parecida en sus vestidos y decoraciones.

Si mezclamos estos tres factores, con la popularidad que alcanzaron sus dibujos en periódicos y cuadros, es algo de lo más normal que el icono de una calavera sea poco a poco asimilado como figura para representar a la muerte en las celebraciones alegres y festivas de México.

El tiempo a hecho lo demás, la gente disfrazándose de Catrina ha ido dotándola de riqueza visual, modernizándola, adaptándola a su estilo personal, incorporándola a todo tipo de eventos y convirtiéndola sin duda en uno de los iconos culturales y artísticos de México.

Hoy en día todo el mundo reconoce a la catrina mexicana como representación de la muerte, y es utilizada de manera festiva para recordar y homenajear a los seres queridos que ya se fueron.